Viernes, Noviembre 22, 2019
Follow Us
“El programa herencia de Guillermo Castellanos Enamorado”

Foto: Facebook en memoria Guillermo Castellanos Enamorado

“Hicimos el último programa con el corazón atravesado en la garganta, se oyó terrible en la radio y fuimos a ´entregar las llaves del negocio´ a don Miguel Andonnie”, quien se negó a cerrar un espacio que se aproxima a sus tres décadas de transmisión.


Por: redACCIÓHN

Tegucigalpa

10 de junio, 2019


En 2003, con el deceso del fundador de “Minuto Cultural Sabatino”, Guillermo Castellanos Enamorado, los demás colaboradores casi no llegaban al programa. Y a partir de 2009, el espacio se quedó en nuestras manos, comentaron Miguel Martínez y Germán Reyes, actuales productores.

¿Qué pasa cuando muere don Guillermo? ¿Cómo queda el espacio? Interrogó redACCIOHN.

Es importante eso -respondió Miguel- porque nosotros estábamos claros que el programa no era nuestro, era de Guillermo y en buen español “muerto el perro se acaba la rabia”.

El equipo de colaboradores creyó que, con la partida de su director el 16 de noviembre del 2003, terminaría aquel proyecto que llegó al dial hondureño, marcando diferencia con respecto a otros espacios de información cultural, y con 14 años al aire, no había nada que hacer.

“Hicimos el último programa con el corazón atravesado en la garganta, se oyó terrible en la radio y fuimos a ´entregar las llaves del negocio´ a don Miguel Andonnie, y él dijo: no”, recordó Miguel Martínez.

Había pasado algo -advirtió Germán- habíamos tenido un programa la semana anterior a la muerte de Guillermo, nos vimos en un restaurante frente al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y esa siguiente semana cayó enfermo.

Sabían que don Guillermo fue hospitalizado. Y como cada viernes grabaron el programa para el siguiente sábado. El director del Minuto Cultural Sabatino, falleció a eso de las tres de mañana del sábado, el programa ya estaba hecho.

Al ser informado del deceso, esa madrugada Germán llamó al equipo colaborador, para que se vieran previo al programa, como pocas veces a excepción de las dos o tres primeras emisiones (1989), El Minuto Cultural sería transmitido en directo, se iban a despedir del programa.

Al despedirse en cabina, el doctor Andonnie llamó a Germán, quería hablar con el colectivo, para decirles que el programa continuaría. Pero antes de llegar a la cabina, afirmó el periodista, “lo comentamos todos, si el doctor nos pide que el programa continúe hay que decirle que sí”.

Agregó que, esta propuesta sería sin cambiar las condiciones desde su inicio: que se mantenga su línea editorial y cero anuncios. Al estar todos de acuerdo llagaron donde el doctor quien no vio problema en la disposición. “Dele viento” les dijo.

Miguel recordó que, en el programa en vivo, nos despedimos nosotros “hasta aquí” cuando les cayó la llamada que siguieran.

Si bien hubo otros intentos de espacios similares, en la misma u otras radios, el Minuto Cultural Sabatino permanece tal cual lo ideó Miguel Andonnie y Guillermo Castellanos, lo que permite avanzar entre adversidades y otros intereses, sobre todo porque el espacio en radio es muy valioso.

Germán afirmó que, “Guillermo ha cumplido 16 años de muerto y para nosotros sigue siendo nuestro director. Y el programa va a cumplir 30 años”.

Con la muerte de su fundador, y para mantener su memoria se acuñó la frase “la herencia de Guillermo Castellanos”, y es que, para el dúo periodístico, él siendo su director.

Germán Reyes

2009 impactó en el Minuto Cultural Sabatino

En el café donde departíamos, se acercó José Luís, el gerente del negocio, también periodista. Los saludó con el respeto que se les guarda a los maestros de las aulas universitarias y les preguntó ¿disculpen hace tiempo que dejé de escuchar la radio, siguen con el programa? Entre risas y silencio la respuesta fue positiva y la invitación quedó abierta a que lo sintonice el mismo día a las 08:15 a.m.

Es que algunas cosas han cambiado bastante en el programa después del golpe de Estado del 28 de junio del 2009, los radioescuchas emigraron a otros espacios, como José Luís y su esposa, pero guardan el espacio que se ganó con cariño el Minuto Cultural Sabatino.

Miguel aclaró que, la línea del programa no ha cambiado, pero con la polarización que se vivió en el país, hubo ataques y señalamientos contra los colaboradores, viéndose obligados a dejar de visitar lugares, concentrándose nada más en la temática cultural.

En el Minuto Cultural Sabatino se ha criticado todos los momentos políticos. Un presidente que daba material para una crítica era Rafael Leonardo Callejas (1990-1994), se criticó a los gobiernos de Carlos Roberto Reina (1994-1998), Carlos Flores Facussé (1998-2002), Ricardo Maduro (2002-2006) -principalmente por sus líos de faldas- refirió Miguel.

No había una restricción para la temática; pero, para 2009 hubo algo totalmente obtuso, defender a ultranza al gobierno, incluso fueron tildados de enemigos y después de golpistas (término empleado a quienes avalaron el golpe de Estado contra Manuel Zelaya Rosales).

En el caso de Manuel “Mel” Zelaya (2006-2009), las críticas eran por palabras mal pronunciadas. Nosotros -agregó Germán- celosos del idioma, respetuosos lo máximo en el programa, le hacíamos la broma cuando él decía “El previlegio” y como dijo el presidente “Previlegio” y yo que creí que se decía Privilegio.

Nada los intimida, siguen haciendo crítica contra la corrupción, porque “la clase política es lo peor que le ha pasado al país a lo largo de su historia, lo señalamos, principalmente los diputados, pienso yo -dijo Germán- que tienen un problema para cada solución y con estas palabras lo hemos dicho en el programa, pero ya no más crítico, más punzante, para no herir susceptibilidades, cada quien piense como quiera y con el programa esperamos continuar”.

Ataques directos después del golpe de Estado  

En plena crisis, Germán andaba haciendo una cobertura informativa en una sede sindical en Tegucigalpa, sobre muerte de la profesora Ilse Ivania Velásquez, fallecida a causa de una gaseada terrible -relató el periodista- en 2011, era hermana de Manfredo Velásquez, desaparecido en 1981.

“Entonces, cuando yo estaba ahí, incluso haciendo video para la Agencia Internacional de Noticias -en la que labora-, llegaron dos tipos, uno de ellos militante de la resistencia en ese entonces (Frente Nacional de Resistencia Popular), a decirme que me saliera porque yo trabajaba con Radio América. Cuando quise explicarle, no me dejó, y me dijo que me saliera y que agradeciera que me estaba salvando la vida”.

Agregó que el joven estaba acompañado de un muchacho que es de Santa Rosa de Copán (occidente de Honduras), el que antes cuándo lo miraba, lo saludaba y felicitaba porque le gustaba el Minuto Cultural Sabatino, ya esa vez llegó como adversario, como enemigo, agrediéndolo. “Y entonces medimos más todavía el grado de polarización en el país”, advirtió Germán Reyes.

La afectación a este histórico programa, llegó desde personas que antes les habían reconocido su labor.

El propio exsecretario de Cultura por el Partido Liberal, Pastor Fasquelle -a quien se le guarda aprecio-, expresó Germán, en una columna en DIARIO TIEMPO tildó y dijo que éste era el “Minuto Cultural Cachureco”, haciendo referencia al Partido Nacional. Con esas palabras, no se iban a poner a contestarle a Rodolfo ni a nadie, porque el programa no es un ring (área de boxeo) para palearse con alguien.

Producción conjunta por la cultura

Miguel Martínez

La diversidad El Minuto Cultural Sabatino, lleva a la audiencia hasta el festival gastronómico de Cantarranas, coloridas exposiciones de pintura, muralismo y el primer Congreso de Escultores, que dejaron una gran parte de sus obras para el pueblo, talladas en piedra de ahí mismo. Festivales de flores, narraciones de poesía, lecturas de cuentos y música.   

Desde el miércoles, el editor y productor del Minuto Cultural Sabatino, Luís Pineda, les recuerda que hay que grabar. Y para ser más vigentes y oportunos entre jueves y viernes entregan el material.

Los homenajes pueden variar el guion. Sobre todo, si muere un reconocido artista, principalmente de los más viejos, le hacen un especial, y se recordó a Gualberto Valladares, Guillermo Anderson, Juana Pavón, la más reciente. Pompeyo del Valle, Oscar Acosta, Roberto Sosa, José Adán Castelar, Rigoberto Paredes y más.

También en el 2001, se rindió homenaje al radialista hondureño Hermán Allan Padgett Velásquez. Un hombre de radio de toda la vida, escritor, guionista, editorialista, actor, comediante, periodista y productor. Un gran productor cultural que entendió la labor de la radio en este sentido, relataron los periodistas.

Si bien ha habido interés de nuevos colaboradores, Germán considera que el problema es por horarios, pero el espacio es abierto e inclusivo.

Germán y Miguel se hacen cargo del programa, si alguno no puede, avisa con tiempo. Entonces Miguel nos mostró una conversación de texto con Germán: “Mike como estás, me he puesto mal de la garganta, podes hacerte cargo del programa” esto fue un jueves, el viernes a primera hora “Hola Mike, tranquilo, ya le pasé a Luis el programa”.

Ese cambio, lo explicó Germán, fue porque “… éste no responde rápido y para mí es preocupación. Luis Pineda está recordándome “no se olvide el programa Mañana”.

Tienen la capacidad de rescatar una comedia extensa en cuatro o cinco minutos. Cuando se murió uno de los Les Luthieres (Daniel Ravonovich), hicimos un homenaje, pero el programa es eso, varias voces, varios instrumentos, con edición, con sonido. Y siempre que se ha podido rescatar su humor, lo hacemos, afirmó Miguel.

Se acercan los 30 años del Minuto Cultural Sabatino, por lo que planifican hacer algo. Quizás empezar desde septiembre, con concursos literarios o radiofónicos y compartir libros.

El programa es parte del noticiero, los periodistas herederos de don Guillermo Castellanos Enamorado, no piensan en lo que puede pasar a futuro, pues minuto a minuto, sábado a sábado han llegado a tres décadas con la aceptación cariñosa de un público que los escucha siempre; especialmente en los pueblos donde la radio sigue siendo la compañera oportuna, para recibir el saludo de Miguel Martínez y German Reyes, con la edición de Luis Pineda, y el deseo de un buen fin de semana a todos.