Sábado, Enero 25, 2020
Follow Us
La sombra del poder
 
Erwin Schrödinger, premio nobel de física, para explicar el modelo de la física cuántica desarrolló el experimento mental del gato cuántico, bajo el principio de la superposición, el cual sugiere que una partícula cuántica puede estar en múltiples estados a la vez.  El gato representando la partícula puede estar vivo y muerto simultáneamente.  Esta metáfora cuántica la aplicamos al proceso político del Golpe de Estado Militar en Honduras que tuvo su acontecimiento el 28 de junio del 2009, sin embargo, es un proceso que está vigente y sufriendo modificaciones.  En este modelo el gobierno está representado por el gato, que está vivo cuando le permiten ser emisario de las decisiones del poder hegemónico y que es gato muerto cuando está totalmente aplastado por el poder imperial.

"Construir la paz con justicia, es cuidar la Vida de todos los que habitamos este planeta; requiere restablecer la equidad social; cuidar la calidad de vida de los ciudadanos, partiendo de la verdad y restablecimiento de la justicia en favor de las víctimas, cuido de los más frágiles y débiles de la sociedad; integración de la diversidad pensamientos e ideologías, respeto a los DDHH de la comunidad de LGTEBI; valoración y respeto de los Derechos de los pueblos indígenas y sus territorios...".

Del 6 al 27 de octubre del 2019, se realizó en Roma el Sínodo Especial para la Amazonía, con el tema, “Amazonia: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral". El rumbo de este Sínodo estuvo en la línea de integrar el caminar de la Iglesia con la ecología integral, este ha sido un contenido reflexivo y testimonial inédito en el caminar de la Iglesia. Es una respuesta a los signos de los tiempos, esto significa, asumir la conflictividad violenta que el sistema económico basado en el mercado, que convierte los bienes de la creación en mercancía, provoca al explotar, contaminar y destruir la Creación. La encíclica Laudato Sí, fue el primer documento oficial de la Iglesia católica dedicado a la Creación. Este primer Sínodo, dedicado al territorio, biodiversidad y población indígena.

Francisco Lucas Pedro es defensor del agua, periodista y corresponsal en Prensa Comunitaria, al mismo tiempo ha sido dirigente de la resistencia en Barrilas, que logró hasta la fecha que el proyecto hidroeléctrico de la empresa Ecoener Hidralia S.A. se detuviera. Es miembro del partido político Winaq con quien participó como candidato para la alcaldía municipal en su municipio de Barillas en Huehuetenango, en la contienda electoral en el 2015 y 2019. La profesión de Francisco, es perito contador tiene cuarenta años de edad, es maya Q’anjob’al, tiene tres hijos y dos hijas.

"En efecto, la cólera de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que aprisionan la verdad en la injusticia” Rom 1,18.

“Hoy lo conmemoro en estas palabras: Era mi amigo, los viernes nos reuníamos en pollos “La Fogata” y nos mandábamos unas cervezas, nos poníamos a soñar un país más justo, más humano y menos bestial”.

“¡Ay de ustedes, que transforman las leyes en algo tan amargo como el ajenjo y tiran por el suelo la justicia! Ustedes odian al que defiende lo justo en el tribunal y aborrecen a todo el que dice la verdad” (Am 5,10).


Por: René Arturo Flores*


La Conferencia Episcopal de Honduras, este 11 de octubre volvió a realizar un pronunciamiento público, donde expresan que motivados por el Espíritu de Jesús, que no se deja atrapar ni por la misma jerarquía católica, como lo expresan en el inicio del comunicado donde dicen que, “Evangelizar no es solo anunciar gozosamente la alegría del evangelio, es decir, anunciar a Cristo mismo, sino, como consecuencia lógica, denunciar todo aquello que niega la vida, que obstaculiza el desarrollo personal y comunitario”.

En este MENSAJE, denuncian algunos aspectos de la realidad caótica, dramática e indignante que vive el pueblo hondureño, como son:

El “lacra” del narcotráfico que ha permeado las instituciones del…afectando la imagen a nivel internacional.

Señalan que los órganos del Estado que son para “proteger y defender la vida”, como es el ejército y la policía, están involucrados con el narcotráfico.

Denuncian que las instituciones del Estado no han servido al pueblo estos últimos años, y plantean, “como sí estas instituciones estuvieran llevadas por un caudillo”.

Es muy acertado y directo al visibilizar que el drama de los migrantes en el país es un “vía crucis”, es decir, cada migrante que es expulsado del país es un crucificado; cada migrante es un buscador de mejores oportunidades de vivir con dignidad, que es un derecho; ¿acaso soñar es un delito, querer vivir con bienestar, es un prohibitivo para las hondureñas y hondureños?

Critican el nuevo código penal civil, al igual que otras instituciones.

Piden que se unan distintas instituciones e instancias civiles que pueden aportar a la transformación del país en una sociedad más equitativa y justa, que lleve a la paz; además denuncia que las causas de la desgracia del país son: “el narcotráfico, la corrupción, la impunidad y el abuso de poder”.

Lo expresado anteriormente trata de resumir las denuncias, que, en nombre de la evangelización, los obispos expresan que vive el país. Me parece, y capto que es el sentir de muchos hondureños y hondureñas, que este MENSAJE, dice situaciones que se pueden decir de varios países del mundo o de esta región.

Lo planteado por los obispos es sin nombres y apellidos, aún, cuando en estos días los que han sido detenidos por los grupos de inteligencia de los EEUU, como es Tony Hernández hermano del presidente actual Juan A. Hernández (JOH), están mencionando nombres directos de la clase política, de los funcionarios del Estado, de familiares del presidente de turno, al mismo presidente, así como otros familiares de gobernantes pasados, agentes de seguridad y empresarios políticos, involucrados de manera directa en las acciones del narcotráfico que reina en Honduras.

¿Por qué el MENSAJE, no pide a la fiscalía que investigue de oficio a todos los políticos mencionados al igual que al presidente?; ¿Por qué no pedir al presidente, por su “envestidura” y primer responsable de la impunidad establecida en la nación, que proceda con rectitud y según derecho desde el cargo que ejerce?; ¿Por qué no criticar, cuestionar y denunciar con nombres exactos a los personajes que ya son públicos?  

Por otro lado, surge la pregunta, ¿Cómo ve la población a los obispos católicos hondureños?; ¿Cómo los está considerando la población…con autoridad moral para denunciar la corrupción e impunidad en la nación?

Es válido y pertinente que la jerarquía se pronuncie denunciando la realidad caótica y dramática que vive la población; sin embargo, es necesario que de igual manera se revise las prácticas de corrupción, impunidad y abuso de poder que puedan darse a lo interno de la Iglesia católica en Honduras, esta práctica aportaría al caminar eclesial en estos pueblos centroamericanos. Se trata de hacernos cargos con responsabilidad de la realidad donde está en peligro la vida de las grandes mayorías, al modo del “samaritano del evangelio” (Lc 10).

En estos momentos, también, es urgente pronunciarse ante la represión, criminalización y asesinato que está siendo víctima la población, en especial, los defensores y defensoras de los derechos humanos, así, como las instituciones que defienden la vida de las mayorías.

En ésta persecución a las instituciones defensoras de los derechos humanos, están principalmente a las dedicadas a los medios de comunicación social; en este sentido, es urgente que la jerarquía católica se pronuncie en defensa del equipo de la Radio Progreso, la cual está siendo acosada, perseguida y violentada, por los grupos de poder empresarial y del Estado que promueve el extractivismo, que lleva al despojo de la tierra de los pueblos indígenas y campesinos. Reiteramos, que la jerarquía como pastores, tiene que actuar denunciando a las organizaciones privadas y del Estado que están persiguiendo al equipo de la Radio Progreso, por denunciar y defender la VIDA de las mayorías empobrecidas y la Casa Común de los hondureños.

“bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia…” Mt 5.

*Salvadoreño, Licenciado en Teología. Con estudios de Postgrado en Investigación y Políticas Educativas y en Estudios Franciscanos Superiores. Miembro de Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC).       

Siguiendo con la reflexión del Sínodo de la Amazonia, en la región de América Latina, se busca construir la Iglesia, desde una espiritualidad de la Creación, que se basa en la propuesta de la “ecología integral”, y que está, en permanente diálogo con los pueblos originarios, esto significa, “dar nuevas respuestas buscando modelos de desarrollo justo y solidario” (#65); el Sínodo de la Amazonía, propone para ello, algunos desafíos.

"EEUU colombianizó Honduras y la historia de los extraditables solo cambió de país. Lo que hace EEUU con TH; el cártel del norte y de Occidente y otros, es la misma película que pasó en Colombia con los extraditables. 

Esta frase del sínodo de la Amazonía, es totalmente aplicable en El Salvador, ya que, por cuidar y defender “la hermana agua” del el país, nos encontramos en un proceso de unidad en los grupos organizados de la sociedad civil, y en las Iglesias cristianas: es, la realidad crítica de las aguas, la que, nos está uniendo como pueblo; en este sentido, la Conferencia Episcopal de El Salvador, tituló a su pronunciamiento de junio del 2018, “NO PERMITAMOS QUE LOS POBRES MUERAN DE SED”.