Viernes, Agosto 14, 2020
Follow Us

El cantautor nicaragüense, Luis Enrique Mejía Godoy, sacó su “Guitarra Armada” con un mensaje de esperanza; “Nada es para siempre, sobreviviremos” es el inicio de una tonada en la que busca sensibilizar sobre el combate del CONVID-19 o coronavirus. Así lo han hecho otros colegas del trovador centroamericano, convirtiéndose en una forma de hacer llevadera el tiempo en casa.

A partir de este día 10 de febrero, el departamento de Periodismo de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), conmemora cinco décadas acompañando el paso de varias generaciones de personajes que destacan (mencionamos a quienes lo hacen para bien) ejerciendo esta bella, combativa y corajuda profesión.

En redACCIÓHN, a pesar del corto tiempo de estar en la web, tenemos claro nuestro camino: contar historias. Y en este momento, donde la ciudadanía hace suyas las demandas de trabajadores y trabajadoras de la Salud y la Educación, y las acciones de protestas alcanzan ya los 60 días consecutivos, la represión policial y militar aumenta.

Francisco Morazán baja cada noche de su caballo y su estatua ubicada en el Parque Central de Tegucigalpa, se une a un pueblo que no cesa, que no calla. Vence el cordón de soldados serviles y lacayos a la borrachera de poder de los herederos del conservadurismo, señalados con la estrella solitaria sangrienta en su frente.

Cerca de las seis y treinta minutos cayó la noche, y con ella el telón de la obra de teatro más digna en la colonia Florencia, de San Pedro Sula. Una llovizna era el llanto impotente de quienes conocieron a dos personajes asesinados el 14 de enero de 1988.

Hace unas horas, este domingo (08 de septiembre), se conmemoró el día internacional para los y las periodistas. 75 años después, realidades de América Latina, evidencian el ejercicio del “Oficio más bello del mundo” como de alto riesgo.

“Preguntarán qué fuimos,
quienes con llamas puras les antecedieron,
a quienes maldecir con el recuerdo.
Bien.
Eso hacemos:
custodiamos para ellos el tiempo que nos toca”.

Porque escribimos (Roque Dalton)

En octubre del año pasado, al atardecer cuyas últimas luces irradiaban un café ubicado frente a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), pensábamos y poníamos en el papel virtual nuestra carta de presentación. Pensamos en un blog, por ser nuestra descarga inmediata de lo que estábamos soñando y que necesitábamos contar.