Viernes, Noviembre 22, 2019
Follow Us
Taberna: “El fusil bellamente disparado por el poeta”

Foto: Archivo de Contrapunto, momento en que Roque Daltón recibió el premio Casa de las Américas

Una obra reconocida con el premio “Casa de las Américas” hace 50 años, donde Roque Dalton habla de su patria, desde el exilio, desde la prisión, desde la propia entraña del verso.

Por: Sandra Rodríguez y Cesario Padilla (Especial para redACCIÓHN)
Tegucigalpa/ San Salvador
11 de julio de 2019


En febrero de 1969, se entregaba el reconocido premio “Casa de las Américas” al poeta Roque Dalton por su obra “Taberna y otros lugares”. 50 años después de ser reconocido, el libro revive en las palabras de su hijo, el periodista Juan José Daltón.

Para mí, la obra maestra de mi padre es Taberna, y yo lo leo, y releo, y no me canso de leerlo”, contesta Juan José al preguntarle sobre el poemario que, a su consideración, resume en su interior “el poeta que era Roque Dalton”.

Taberna y otros lugares se divide en cinco partes, dos de ellas tituladas “El país”, donde el poeta añora días de libertad, afianza sus convicciones, para después llegar a “Taberna” un poema- conversatorio sobre su estancia en Praga.

El escritor mexicano, Eraclio Zepeda escribió en 1988 sobre taberna como “el libro maduro de Roque Dalton, el único en el que pudo trabajar sin prisas, o con menos prisas”.

Su hijo, Juan José habla de una obra de ruptura, poesía-acción (como decía su padre, nos agrega) “es como su fusil bellamente disparado ”.

AMERICALATINA el primer poema del libro retrata su soledad y los días de cárcel.

El poeta cara a cara con la luna

fuma su margarita emocionante

bebe su dosis de palabras ajenas

vuela con sus pinceles de rocío

rasca su violincito pederasta.

 Hasta que se destroza los hocicos

en el áspero muro de un cuartel.

La parte de “Los Extranjeros” es como los extranjeros nos miran a los salvadoreños, explicó Juan José y añadió esta frase: “al país hay que amarlo destructivamente para volverlo a construir”.

Crítico de lo que acontecía en su patria, Roque Dalton pasaba el sufrimiento de no poder estar en su tierra y tomar el exilio para gritar, verso a verso, su verdad. Una nostalgia que la viven los intelectuales, escritores, poetas y músicos, por eso desde afuera crean las mejores cosas, acotó el periodista Dalton Cañas.

Un día para la poesía, un día para Roque

Desde mayo de 2013, se conmemora en El Salvador el 14 de mayo como “Día Nacional de la Poesía”, en honor a los y las poetas de la nación centroamericana, con énfasis en Roque Dalton. Esto por resolución de la Asamblea Legislativa bajo Decreto número 374.

Mauricio Funes, el primer presidente bajo la bandera del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), respaldó la iniciativa. Sin embargo, hubo un hecho que contradijo la conmemoración decretada en honor a Roque. El nombramiento como director de Protección Civil de Jorge Meléndez alias “Jonás”, responsable junto a Joaquín Villalobos del asesinato del poeta.

La impunidad perenne sobre el crimen contra el poeta, el 10 de mayo de 1975, no permite acciones hacia un mayor reconocimiento de su obra. “Mi padre no era partidario de homenajes oficiales, monumentos o que les pusieran nombres a las calles”, amplió Juan José Dalton.

Pero el “Día Nacional de la Poesía” es aprovechado por jóvenes intelectuales, quienes a título  personal celebran en la calle o en un simbólico lugar, la casa donde vivió la familia Dalton Cañas o como lo define Juan José “donde mi padre hizo sus primeros escritos”.

Recientemente el alcalde (gobierno saliente) de San Salvador me dijo que quería ponerle el nombre de Roque Dalton a una calle y yo le dije que no estábamos de acuerdo con eso, se lo agradecía mucho, pero mi padre no era partidario de eso y había que respetarle.

No nos oponemos a homenajes que se le hace en la escuela. Me llaman los muchachos para participar en universidades, a veces con la diáspora allá en EEUU, en la radio, en la televisión, pero no homenajes oficiales, ni ellos están en la disposición.  

Propuesta de Manlio

Una posdata publicada por el escritor Manlio Argueta, en marzo de este año en “La Prensa Gráfica”, textualmente dice: “Mi utopía es fundar una biblioteca-museo para escritores. Ahí está la casa donde vivió Dalton, ofrecida por unos buenos amigos propietarios. Pongo como contraparte mi biblioteca de escritor, con más de 60 años de libros y lecturas”.

Una propuesta que fue retomada por el hoy presidente Nayib Bukele, anunciándola en su cuenta de twitter, ese mismo día.

La familia Dalton Cañas ha propuesto que lleve el nombre de "Roque Dalton y su generación". El periodista Juan José Dalton explicó que “no hubiera sido tan grande mi padre, sino hubiera sido por su generación que luchó y desencadenó la lucha antidictatorial”.

Pero, con la propuesta de Argueta, surge una ruta cultural, social turística e histórica bajo el nombre de Roque Dalton. Para Juan José sería “un homenaje de mayor envergadura y a nivel nacional”.

La ruta, nos contó el periodista Dalton Cañas, consistiría en lugares donde departían, estudiaron, donde se hicieron escritores, bares, universidades, tumbas, cementerios, donde nacieron, lugares que frecuentaba esa generación tan importante tan comprometida y el círculo literario universitario al que pertenecía Roque Dalton.

El Círculo Literario Universitario, fue una convergencia de escritores como el propio Manlio Argueta, Roberto Armijo, Alfonso Quijada Urías, el guatemalteco Otto René Castillo (fusilado y quemado vivo en 1967) entre otros.

Zepeda, en el prólogo a la edición de “Taberna y otros lugares”, producida por la Editorial de la UCA, describió el destino de estos últimos dos poetas centroamericanos.

“Andando el tiempo los dos habrían de ser asesinados: Otto René por las fuerzas fascistas de su país y Roque por la irracionalidad de un primitivismo que pretendió ser revolucionario en los primeros meses de la lucha armada en El Salvador”.

La propuesta sigue en pie, esperando convertirse de una posdata desde las palabras del escritor Manlio Argueta a una realidad que Roque merece.

Su poesía rompió  fronteras

Roque revive en cada verso, en cada Taberna o con la vista frente a la “Ventana en el rostro” que colinda con “El mar”. Su hijo Juan José nos comentó que recibió una antología de Roque Dalton desde una institución egipcia, para publicar la obra de su papá en el mundo árabe.

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador y el Fondo de Cultura Económica (FCE), están interesados en la obra del poeta salvadoreño.

En una universidad de Boston, Estados Unidos, se hizo un simposio (reunión especial) para hablar de la vida y obra de Dalton por una semana.

En Inglaterra se publicó una antología, a cargo de uno de sus biógrafos de origen estadounidense; su obra se le en España, Francia, Argentina y por supuesto en el “Pulgarcito de América”, impulsado mediante un proyecto que se firmó con el gobierno para la publicación de tres libros, sin fines de lucro.

Su poesía persiste en la memoria colectiva centroamericana, latinoamericana y mundial.

Con el "no dar marcha atrás" en exigir justicia por parte de la familia y los homenajes, los lugares visitados por el poeta, por una o varias voces que estén leyendo un poema y parafraseando unas líneas de “Taberna”; a esta hora, alguien está reviviendo la causa Roque Dalton.