Miércoles, Febrero 19, 2020
Follow Us
Con intolerancia gubernamental responden a protestas sociales en Honduras

Foto: Comité por la Libre Expresión

El repudio popular hacia estas arbitrariedades es visible en redes sociales y en las calles del territorio nacional


Por: redACCIÓHN

Tegucigalpa

03 de junio, 2019


El territorio hondureño tiene señas de la represión policial y militar, con innumerables personas heridas, dos muertes y agresiones físicas hacia defensores y defensoras de los derechos humanos y periodistas. Lo anterior es en el marco de las protestas de la Plataforma por las Defensa de la Salud y la Educación, convocadas desde el pasado 30 de mayo al 02 de junio.

A un mes de iniciadas las acciones de protesta desde la Plataforma, espacio donde convergen trabajadores y trabajadoras de la Salud, así como docentes que integran las organizaciones magisteriales, la respuesta recibida desde el gobierno que ilegalmente preside Juan Orlando Hernández, es el uso excesivo de la fuerza, empleada por la Policía Nacional, la Tropa de Inteligencia y Respuesta Inmediata en seguridad (TIGRES) y el Ejército.

Hasta este domingo 02 de junio, se registran agresiones contra manifestantes, defensores y defensoras y población en general en diferentes puntos del país, como Quimistán, en el departamento de Santa Bárbara (noroccidente), Choluteca (sur), Siguatepeque y Comayagua (zona central del país), y el Bajo Aguán, especificamente en la comunidad de "Guadalupe Carney" (costa norte).

Para este 30 de mayo, la página web de la Presidencia de la República, publicó un boletín cuyo titular expone “Presidente Hernández: Vandalismo demuestra que verdadera intención de dirigentes es desestabilizar para tapar su corrupción”, claramente acusando a la Plataforma en defensa de la Salud y la Educación con un mensaje de apología al odio.

Ante esto, desde la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), en un comunicado expresó su preocupación por el gran uso de gases lacrimógenos y de incidentes reportados de utilización de armas de fuego por parte de las fuerzas de seguridad que resultaron en personas heridas en la zona antes referidas.

La OACNUDH agregó dentro de sus preocupaciones la presencia de miembros de las Fuerzas Armadas en funciones de orden público. En un informe sobre el papel de la Policía Militar del Orden Público (PMOP), en las violaciones a derechos humanos sobre la crisis electoral de finales de 2017, la Oficina de Naciones Unidas señaló que cerca de 20 muertes contra manifestantes de la candidatura -en ese momento- de Salvador Nasralla y demás opositores políticos son responsabilidad de este ente militar.

Por su parte, la directora para las américas de Amnistía Internacional, Ericka Guevara-Rosas, hizo un fuerte llamado a las autoridades hondureñas para no ejercer represión y atender las demandas de la Plataforma.

 “Es vergonzoso que en vez de garantizar los derechos de su población el gobierno hondureño siga optando por reprimir las manifestaciones con el uso indiscriminado de gases lacrimógenos y de armas letales, en violación de las normas internacionales”, dijo Guevara-Rosas.

Otras organizaciones, como el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), registran más de 34 muertes contra opositores políticos en el marco de la crisis electoral hondureña, de las cuales 23 son responsabilizadas a la PMOP. Hasta el momento solo existe un tan solo militar procesado por la muerte violenta de un manifestante en la zona norte del país.

Plataforma denuncia ante organismos de DDHH violencia estatal

A raíz de los últimos ataques violentos contra las acciones de la Plataforma en defensa de la Salud y la Educación, el viernes anterior una comisión denunció ante la sede del estatal Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH) y la Oficina del Alto Comisionado, por la represión de la que han sido víctimas las manifestaciones en diferentes puntos del país.

La presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH) y lideresa de la Plataforma, Suyapa Figueroa, expuso ante ambos organismos las afectaciones que han tenido los y las manifestantes por el indiscriminado uso del gas lacrimógeno para reprimir las manifestaciones, y enfatizó en casos de profesores heridos dotante las represiones.

Añadió que harán un estudio del nivel de daño que causa la inhalación del químico hacia la población en protesta.

“Hemos estado sometidos a una campaña de odio en contra de los que nos manifestamos y lesiona derechos, porque la protesta es un derecho humano”, detalló Figueroa.

Sobre el mismo tema, el líder magisterial Sergio Rivera, describió una serie de acciones de represión, tales como acciones intimidatorias por parte de la Policía Nacional, el lanzamiento al cuerpo de bombas lacrimógenas y balas de goma contrario a los estándares de Naciones Unidas sobre el uso de la fuerza.

“En el desarrollo de las manifestaciones, hemos denunciado el levantamiento de perfiles en las sedes de las organizaciones magisteriales y el Colegio Médico enfrentamos una campaña de odio generada desde el gobierno en principales medios de comunicación, planteando un asunto de buenos y malos”, denunció Rivera, ex presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (COPEMH).

La dirigencia magisterial y médica afirmó que las manifestaciones continuaran hasta que se deroguen los decretos PCM 2018-26 PCM 2018-27. En este caso, hace unas horas salió publicado en el Diario Oficial La Gaceta, con la derogación de los mismos; sin embargo, esta acción la desconoce la Plataforma, porque fueron firmados por dirigentes que no los representan.

Por lo que se considera que ha sido una respuesta de intolerancia gubernamental, hasta un extraño cambio, en torno a una convocatoria a diálogo, liderada por el secretario de la Presidencia, Ebal Díaz. El repudio popular hacia estas arbitrariedades es visible en redes sociales y en las calles.

Manifestación 30 de mayo, Tegucigalpa