Viernes, Noviembre 22, 2019
Follow Us
El veredicto del pueblo continúa en las calles

Protesta en Tegucigalpa- foto: Luís Méndez

Mientras la familia del dictador Juan Orlando Hernández, manifiesta su tristeza, el pueblo salió nuevamente a las calles, este fin de semana, a exigir su renuncia, y las fuerzas armadas impusieron su presencia con gases, golpes y balas.

Por: redACCIOHN
Tegucigalpa
19 de octubre de 2019

Desde la tarde de este viernes 18 de octubre, en diferentes ciudades de Honduras, salieron grupos de manifestantes con sus consignas, pancartas y llantas que fueron incendiadas en vías públicas.

Como acostumbra hacerlo un “dictador de primer orden”, las acciones de protesta fueron reprimidas por las fuerzas policiales y militares que están bajo el régimen de Hernández, quiénes no dudaron en lanzar gases lacrimógenos y perseguir a la oposición política que exige un juicio para quién lidera el narco-gobierno.

La exigencia de justicia y denuncia contra dictadura se agudizó tras el veredicto de la Corte Federal del Distrito Sur de New York, que declaró "culpable" a Juan Antonio Hernández, ex diputado al Congreso Nacional y hermano del actual dictador, por cuatro cargos: conspirador de narcotráfico con el alías "TH", tráfico de armas, falso testimonio a un funcionario estadounidense y sobornos.

-Después de leer el veredicto, Hernández, vestido con un traje negro y corbata, respiró hondo y se alisó la chaqueta. Sonrió y estrechó la mano de sus abogados antes de darse la vuelta para saludar y sonreír a su madre sentada en la segunda fila. La sentencia será dada a conocer el 17 de enero- describió Univision.com.

Desde que el juicio inició, el pasado 02 de octubre, Juan Orlando Hernández, en su condición de  (ilegal) presidente de Honduras, desmintió las acciones de la Fiscalía de Nueva York y sus testigos (investigadores y narcotraficantes confesos), afirmando que es una estrategia de venganza por que es el único gobierno que ha denunciado a los narcotraficantes.

Los medios de comunicación que controla el gobierno, han servido como plataforma de defensa familiar, en el caso de su hermano condenado por la justicia estadounidense.

Cada día de audiencia, afuera de la Corte y dentro de las salas de juicios, compatriotas estaban pendientes de los detalles en las declaraciones y pruebas presentadas, así como prensa nacional a menor escala, y medios de comunicación internacional que evidencian la crisis de corrupción en Honduras, rompiendo el cerco mediático, sin embargo, Juan Orlando Hernández también los desmintió.

El presidente (impuesto) de Honduras, no acompañó a su hermano menor y ex diputado del Partido Nacional, ni un solo día del juicio, pero si su madre Elvira Alvarado y su hermano Amilcar Hernández, contra quienes la oposición del "departamento 19" como se le llama a los hondureños en el extranjero, descargaron los gritos "Fuera JOH", al salir de la Corte, tras el veredicto.

En conferencia de prensa, este viernes, Hernández afirmó que este veredicto no es contra el Estado de Honduras, y que seguirá la lucha contra el narcotráfico.

Mientras un grupo de congresistas estadounidenses exigen al presidente Donal Trump, poner fin al apoyo que brinda al represivo y corrupto régimen hondureño de Juan Orlando Hernández.

Pero el dictador sacó a pasear sus Fuerzas Armadas leales a él, este fin de semana, y se prevé que las acciones de protesta continúen en todo el país, la próxima semana, haciendo valer el grito del veredicto popular.