Viernes, Noviembre 22, 2019
Follow Us
Sabiduría ancestral y no consumir en comercios privados, el camino a un paro económico

Foto: Toma de carretera, el pasado 31 de mayo en el Boulevard Centroamérica de Tegucigalpa

Volver a las costumbres de antes, como la medicina a base de hierbas, comer lo que se produce, no visitar centros comerciales, y todo lo que lleve a un paro de la economía, propone una docente, y es el temor de los empresarios.


Por: redACCIOHN

Tegucigalpa

03 de junio de 2019


Mientras continúan las protestas a nivel nacional, para exigir al gobierno ilegal de Juan Orlando Hernández, la eliminación de los Decretos Presidenciales en Consejo de Ministros (PCM), que atentan contra la salud y educación, se escuchó una propuesta mediante un altoparlante: "Hay que hacer un paro a la economía".

La peculiar propuesta tuvo eco en un sector de la población durante las jornadas de protesta contra el golpe de Estado de 2009. Lo anterior consistió en no ir a comprar a supermercados, desuso de tarjetas de crédito, a un lado quedaron las comidas rápidas y las bebidas de franquicias.

Incluso, en la  preferencia hacia medios de comunicación, el pueblo que exigia el retorno al orden constitucional, hasta se cambió de canales de televisión, frecuencias radiales y ya no se leía más, al menos tres de los cuatro diarios del país (con excepción del desaparecido DIARIO TIEMPO, que repudió el golpe de Estado).

Ese temor actual, se refleja en el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), tras las declaraciones de su gerente de política económica, Santiago Herrera, proyectando que al haber un paro pleno, donde realmente no hubiese producción, existirían cerca de 1,500 millones de lempiras en pérdidas, en un día.

Así mismo, la Cámara de Comercio e Industria de Cortés (CCIC), mediante un comunicado público afirmó que "no podemos desconocer que las protestas de maestros y médicos de los últimos días afectan al pueblo hondureño y a la economía nacional, pero no es el momento de enfocarnos en cuantificar y lamentar las pérdidas económicas".

Jorge Faraj, presidente de la CCIC, expresó mediante el documento que resulta más caro para el pueblo hondureño y para todos los inversionistas que quienes conduzcan el país sigan actuando erróneamente. Agregó "Es incuantificable lo que hemos perdido durante todos estos últimos años a raíz de la corrupción".

Por su parte, la catedrática universitaria Margarita Pavón, consideró que si la dictadura les está quitando las calles se pueden hacer acciones desde la familia, porque la crisis económica está golpeando, pero aún hay sectores que asisten a los supermercados, comidas rápidas, compran periódicos, y consumen bienes que no necesariamente es alimentación.

Margarita Pavón

"Si todos nos sumamos a no asistir a estos centros de comercio, vamos a tener algún tipo de reacción fuerte de la empresa privada que está acompañando a Juan Orlando Hernández todavía", afirmó la maestra, mientras un grupo de la Plataforma por la defensa de la Salud y Educación, informaban al Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH), los motivos por los cuales ya tienen un mes en protestas sociales, el viernes 31 de mayo.

Pavón agregó que, en este momento de crisis es oportuno “ser creativos”. En el caso de cuidar la salud, justo porque se carece de medicamentos en hospitales públicos, no hay que ir a comprar a la farmacia, “sino recurrir a la sabiduría ancestral con el uso de plantas medicinales”.

Con lo que tenían en su jardín, ellos -ancestros- atendían los dolores de cabeza, estómago, diarrea; y para los malestares más graves hay que acudir a los químicos, pero en este paro comercial, Pavón recomienda un té y masajes.

"A la empresa privada no le interesa que nos maten, que se muera nuestra gente en los hospitales, que nuestros niños no tengan escuela, a ellos solo les interesa sus ganancias, por eso hay que golpearlos con la creatividad desde nuestra familia que es una trinchera fabulosa", expuso la catedrática.

Atacar los derechos de la salud y educación es parte del modelo neoliberalismo, que tiene para equipo policial para reprimir, pero no para medicinas y equipo pedagógico, además estigmatiza a la juventud que protesta, denunció Margarita Pavón, cuando caía una suave brisa en Tegucigalpa.

Mientras tanto, las protestas sociales continuarán esta semana, y en cada región del país, las manifestaciones son diferentes, desde tomas de carreteras, movilizaciones o plantones, hasta que se deroguen los decretos Presidenciales en Consejo de Ministros (PCM),016-2011, 026-2018, 027-2018, 005-2019 que vulnera la estabilidad laboral en ambos sectores y conllevaría a la privatización de estos derechos.