Sábado, Enero 25, 2020
Follow Us
Camina por la juventud amenazada y la liberación de la patria

Noventa años y medio en la calle, desde la década de 1930 luchando contra la dictadura de Tiburcio Carias Andino. y ahora del también nacionalista Juan Hernández.

Por: redACCIOHN
26 de diciembre de 2019
Tegucigalpa


No se puede medir el tiempo de lucha que, el hondureño Venancio Miranda, ha dedicado para defender la patria. Son nueve décadas caminado en búsqueda de la libertad, justicia y un país digno para las generaciones futuras.

Es lamentable que en la actualidad la gente no salga a manifestarse, peor aun cuando la situación del país se ve oscura, y por ello que, con una antorcha en mano, don Venancio camina durante el atardecer por Tegucigalpa, cuando se convoca a protestas sociales contra la nueva dictadura implementada desde el golpe de Estado del 2009 y que se profundizó por el fraude electoral del 2017.

¿Por qué camina? Fue la pregunta hecha por redACCIOHN para romper el hielo "para manifestarme ante todo lo que vive el pueblo, hay asesinatos, persecución, robo y toda la impunidad", respondió.

Y así, nos remontamos en el tiempo -sin especificar fechas- "Antes solo había dos partidos, si un nacionalista mataba a un liberal le daban un trofeo de premio, y ahora los secuestran y aparecen asesinados, y para eso es necesaria la Policía Nacional y los escuadrones de la muerte que están atentos a las órdenes que les dé el dictador".

Afirmó que, no se cansa de caminar. "Camino, camino, camino y no me canso. Una vez caminé desde el Durazno (salida norte de Tegucigalpa) hasta la Corte Suprema de Justicia (CSJ) me fui de regreso a mi casa". Cabe señalar que el regreso ocasionalmente es de noche y a pie porque no anda dinero para el transporte, pero nunca deja de salir a manifestarse, a menos que esté enfermo.

Y en ese andar se expone a los peligros de una ciudad donde el crimen y la impunidad van sigilosas a vista y paciencia de las autoridades respectivas. La Tegucigalpa de antes -como dicen los mayores- no es la misma.

Aquí hablar de tranquilidad es un crimen continuó don Venancio -mientras esperaba que la movilización iniciara-. Los que andamos aquí estamos expuesto a cualquier cosa y por eso mucha gente se abstiene de participar.

Entre los peligros es el levantamiento de perfil de parte de las fuerzas represoras del país, a él le han informado que está en un informe de inteligencia estatal "al parecer hasta me tienen fotografiado", expresó, pero no le da miedo, porque ha dado la batalla en las calles.

Tiene claro que su postura es acuerpando al pueblo "represento a la juventud que no viene, porque los capturan y los hallan después en mal estado". Lo anterior en referencia a que en Honduras los líderes sociales y estudiantes aparecen asesinados o encostalados sin que se investiguen los hechos.

"Yo no tengo miedo, si me pasara algo sólo me adelantan el camino".

Don Venancio creció en el marco de la dictadura de Carias Andino (1933-1949), época genocida contra opositores al Partido Nacional y relató que "era del partido Liberal y ahora simpatizo con LIBRE (partido Libertad y Refundación, brazo político del Frente Nacional de Resistencia Popular, que surgió tras el Golpe de Estado del 2009).

Por lo que, no vaciló en decir que el actual dictador no tiene clasificación, es el amo de la violencia e Impunidad, tiene de conserjes a los magistrados a la CSJ, a muchos diputados y al Fiscal General, Óscar Chinchilla. Él domina a las principales autoridades.

Y concluyó con la siguiente frase: Todo régimen, todo dictador por muy fuerte que sea, siempre termina.