Viernes, Noviembre 22, 2019
Follow Us

“Vamos viejo, acompañáme”, le digo a mi padre, una noche antes, luego de recibir la invitación para un conversatorio con estudiantes de la Escuela de Periodismo, en la Universidad Nacional -herida en su autonomía-

“Una vez apagada la grabadora, nos confiesa su alegría de regresar al canal, donde retoma sus actividades con un brazo, mientras los colegas que han mostrado su solidaridad forman un solo brazo derecho para Geovanny Sierra…”

Entre 3,690 días que cuenta uno a uno desde el golpe de Estado del 2009, hay uno que lo recuerda sin vacilar

Estando ya en territorio estadounidense, expresó un migrante, en calidad de detenido, a uno le hacen varias preguntas, entre ellas ¿si quiere regresar a Honduras? Uno se queda pensando en todo lo que ha sufrido...

En su lento caminar y voz pausada pero firme, don Rosita está seguro que después de 500 años de colonización, se puede seguir el ejemplo del defensor del territorio, el cacique Lempira.

Uno a la par de otro. Ella avanza con agilidad, él apoyado en un palo de madera, a causa de un accidente. Ella tiene 73 años, él 54.

Su figura religiosa y su mensaje de denuncia a la luz del cristianismo, no le permitió pasar desapercibido por el mundo, al menos los últimos tres años de su vida.

Se podría decir que fue una mujer adelantada a su tiempo, pero fue la feminista que marcó el andar para vivir ahora

Volver a las costumbres de antes, como la medicina a base de hierbas, comer lo que se produce, no visitar centros comerciales, y todo lo que lleve a un paro de la economía, propone una docente, y es el temor de los empresarios.


Por: redACCIOHN

Tegucigalpa

03 de junio de 2019


Mientras continúan las protestas a nivel nacional, para exigir al gobierno ilegal de Juan Orlando Hernández, la eliminación de los Decretos Presidenciales en Consejo de Ministros (PCM), que atentan contra la salud y educación, se escuchó una propuesta mediante un altoparlante: "Hay que hacer un paro a la economía".